ESTO ES DESARROLLO SIDA Y CÁNCER. AVANCES HACIA LA CURACIÓN - Consejos de tu farmaceutico

SIDA Y CÁNCER. AVANCES HACIA LA CURACIÓN

Publicado por el 03/06/2008
999128.jpg



Tanto el SIDA como el cáncer son dos de las enfermedades de mayor relevancia e impacto en la sociedad actual. Si bien el cáncer supone la primera causa de muerte en nuestro país, también es cierto que se están alcanzando grandes logros en cuanto a su tratamiento y prevención. En el caso del SIDA, las sociedades occidentales han experimentado una significativa reducción de las cifras de mortalidad por esta causa, aunque no ocurre igual en los países en vías de desarrollo.

 

 Avances hacia la curación del SIDA y el cáncer



 

Desde 1999, el cáncer se ha convertido en la primera causa de muerte global en España. El carcinoma colorrectal es el tumor más frecuente en nuestro país y el que más ha aumentado en los últimos años, seguido del cáncer de pulmón y del cáncer de mama.


 

  • Cáncer de pulmón, uno de los mayores retos sanitarios

El cáncer de pulmón es una de las principales causas de muerte en España. Cada año se producen aproximadamente 18.500 nuevos casos en nuestro país. Reducir el hábito tabáquico, lograr un diagnóstico más precoz y profundizar en la biología del tumor para lograr tratamientos más específicos, son los principales retos en el cáncer de pulmón.

En los últimos tiempos se han producido importantes avances en el diagnóstico del cáncer de pulmón. Uno de los más relevantes es la identificación genética de marcadores predictivos y pronósticos en el tumor, que permite conocer los grupos de pacientes con más riesgo de recurrencia tumoral (las llamadas “firmas genéticas”). El Dr. Manuel Dómine del Servicio de Oncología de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, afirma que “el futuro del cáncer de pulmón es esperanzador”.

 

  • Cáncer colorrectal, a la cabeza de la lista

De los 176.000 casos de cáncer que se diagnostican anualmente en España, 25.600 son de colon y recto. La detección de la enfermedad en fases iniciales, el acceso posible a estrategias y fármacos innovadores y la excelencia de los profesionales involucrados en su tratamiento, han aumentado considerablemente las posibilidades de curación.

Según la doctora Pilar García Alfonso, del Servicio de Oncología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y representante de la SEOM, “En el caso del cáncer colorrectal, acudir al médico ante síntomas como cambios persistentes en las deposiciones, hemorragias rectales, dolores abdominales o pérdida de peso, es fundamental porque puede permitir diagnosticar pólipos precancerosos que, de no ser extirpados, pueden convertirse en tumores”.

 


Angiogénesis: la batalla contra el cáncer

Uno de los grandes avances de la investigación oncológica de los últimos años es la terapia antiangiogénica. El objetivo es “matar de hambre al tumor”, a través de la inhibición de la creación de los vasos sanguíneos a través de los cuales se alimentan las células tumorales. En condiciones normales, la angiogénesis supone un proceso normal. De hecho, hay al menos tres casos de angiogénesis necesaria para el organismo humano: la embriogénesis, la reparación de heridas y fracturas óseas y la menstruación. Sin embargo, la angiogénesis puede formar parte también de un proceso patológico presente en enfermedades como, por ejemplo, el cáncer. Parece evidente pensar que el bloqueo de la angiogénesis, es decir, del desarrollo de nuevos vasos sanguíneos y, por tanto del aporte de nutrientes y oxígeno a los tumores, impediría su crecimiento y diseminación. La antiangiogénesis podría convertirse en el mecanismo universal de ataque a los tumores.

 


SIDA y vías de contagio

El SIDA (Síndrome de Inmuno-Deficiencia Adquirida) es una infección provocada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Esta enfermedad provoca un debilitamiento progresivo de las defensas del organismo humano y en su última fase, se puede producir un importante deterioro orgánico. Puede ocurrir que algunas personas que son portadoras del virus, nunca lleguen a desarrollarlo, aunque sí la pueden transmitir. Su transmisión se puede producir a través de varias vías: por contacto sexual (a través de secreciones vaginales y seminales); por contacto sanguíneo (al compartir material de inyección, mediante transfusiones no controladas…); y por transmisión vertical madre-hijo.


 

El camino hacia la curación




 

• 1981. Se comunica el primer caso de lo que más adelante se llamaría sida

 1987. La primera clase de agentes antirretrovirales que se aprobaron para el tratamiento de la infección del sida fueron los inhibidores de la transcriptasa inversa análogo de nucleósidos.

 1995. Se aprueban los inhibidores de la proteasa.

 1996. Se introduce la tercera clase de fármacos, inhibidores de la transcriptasa inversa no análogo de nucleósidos

 2007. Tras 12 años de sequía sin la parición de nuevos fármacos, llegan los inhibidores de la integrasa.

 

Los tratamientos antirretrovirales persiguen bloquear la capacidad de replicarse que tiene el VIH inhibiendo la producción de nuevos virus, lo cual impedirá que la infección se disemine a nuevas células. Hasta el año pasado se disponía de tres familias de fármacos. Pero cuando un paciente fracasaba a un fármaco de una familia, ya no había posibilidades de que fuera activo otro de la misma familia, aunque nunca lo hubiera tomado. Así que las posibilidades reales de tratamiento eran limitadas.

Por ello, la llegada de una nueva generación de fármacos, los inhibidores de la integrasa, suponen una gran innovación en el tratamiento de la infección. Bloquean una de las tres enzimas que el VIH utiliza para replicarse: los fármacos existentes hasta ahora actúan sobre las otras dos enzimas, la transcriptasa y la proteasa. De momento, está indicado para aquellos que son resistentes a las terapias anteriores.